Shinisaurus crocodilurus (Lagarto cocodrilo chino)

Clasificación:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Chordata
  • Clase: Reptilia
  • Orden: Squamata
  • Familia: Shinisauridae
  • Género: Shinisaurus
  • Especie: S.crocodilurus

Características del animal:

  • Hábitat y distribución: Provienen de los bosques fríos y lluviosos del Sur de China y el Norte de Vietnam. Suelen encontrarse en torno a riachuelos y estanques de aguas limpias en donde desarrollan gran parte de su actividad. Una mayoría de la población vive en la provincia de Kwangsi en un paisaje kárstico entremezclado con zonas frondosas. En ella se forman pequeños pozos o piscinas naturales donde habitan estos animales (normalmente uno por charca). Son diurnos y todoterrenos, siendo tanto excelentes nadadores como trepadores. Se encuentra sujeto al apéndice I del documento CITES.
  • Descripción breve: Posee una cabeza roma y alta, además de un cuerpo recubierto por numerosas escamas y osteodermos. Su cola es plana, similar a la de los cocodrilos, la cual usan de timón. Detrás de los ojos poseen unas escamas puntiagudas. En cuanto a su coloración, puede variar mucho de una población a otra, destacando los colores blancos, grises, marrones, cremas, rojos y naranjas. Suelen tener patrones de rayas (en especial en torno a los ojos y la boca, que son exclusivos de cada individuo) y ocelos (sobretodo en los laterales en algunas poblaciones). Los juveniles suelen tener colores más apagados y sin un gran contraste. En unas investigaciones relativamente recientes se sugiere que existen dos subespecies diferentes: S.crocodilurus crocodilurus y S.crocodilurus vietnamensis. Esta última tendría una cabeza más baja y ancha y una distancia orbital más corta en comparación con el largo de la cabeza.
442236335_a0c512c32c_b
S.crocodilurus detalle de la cabeza. Imagen de: Lai Wagtail
  • Dimensiones del animal: De 35 a 45 cm
  • Longevidad: Pueden llegar a vivir más de 20 años.
  • Temperamento entre ellos: Los machos son muy agresivos entre sí, en cambio las hembras son más tolerantes. Hay que tener cuidado al juntar una pareja ya que en ocasiones el macho puede atosigarla. En ocasiones no queda otra poción que ponerlos en terrarios separados.
  • Temperamento frente al ser humano: Suelen permanecer quietos durante largos periodos de tiempo a espera de algún estímulo (ya sea una presa o alguna supuesta amenaza). En ocasiones pueden esconderse durante días y reaparecer poco después a espera de su ración de alimento. Con el tiempo pueden volverse dóciles pudiendo aceptar alimentos de la mano aunque hay que tener cuidado ya que su mordedora es muy dolorosa. No se deben manipular muy frecuentemente debido al estrés que les conlleva.
  • Dimorfismo: Las hembras son ligeramente más pequeñas que los machos. Estos últimos suelen presentar colores rojizos, anaranjados y amarillentos más intensos, sobretodo en la zona de la garganta, pudiéndose extender hasta los laterales. Durante la época de cría se acentúa más esta diferencia. La forma de la cabeza también es un factor útil siendo en los machos más robusta y ancha que en las hembras. Si queremos asegurarnos lo mejor sería mediante una endoscopia.
  • Alimentación: Pueden ofrecérsele cucarachas, grillos, saltamontes, lombrices (muy recomendables por su relación Ca/P), babosas, caracoles (previamente desparasitados), peces de agua dulce (mejor congelados o de cría propia como gupys y gambusia), etc. También llegan a aceptan pinkys aunque mejor no pasarse con el uso de este alimento (en adultos no más de 3 al mes). Se debería complementar con calcio, multivitamínicos y D3 una vez cada 2 o 3 comidas. Son animales que tienden a la descalcificación (además no muestran síntomas hasta que es demasiado tarde) por lo que las dosis hay que llevarlas a rajatabla. Se pueden alimentar a los adultos 2 o 3 veces en semana. Investigaciones sobre la dieta de estos animales mostró que suelen comer un 10% de su peso semanalmente en estado salvaje, superando el 40% en las hembras grávidas o en juveniles. Se dice que algunos ejemplares aceptan algo de fruta aunque no está comprobado.
  • Dificultad de mantenimiento: Intermedio-Avanzado
16632635322_238dd54a04_k
En ocasiones pueden llegar a crecerles algas en el dorso. Imagen de: *snowwhite*

Ambientación:

  • Terrario: Se recomienda un acuaterrario de al menos 100x50x60 para un solo individuo y al menos 120x60x80 (mejor un metro de altura) para una pareja o incluso un trío (pero mejor algo mayor en este último caso). Lo más recomendable es montar una zona acuática muy grande con al menos 200 l y una zona terrestre que podría hacerse o dividiendo el terrario o usando la parte trasera y troncos para producir repisas, perchas y partes secas. La primera opción no es demasiado usada ya que al parir vivo no es necesario un sustrato excavable (aunque si se les aporta esta opción tampoco la rechazarán). En la zona acuática es posible poner arena, grava, cantos de río, etc. Si se quiere poner una zona terrestre tradicional se usará como sustrato, turba o fibra de coco con una capa inferior de drenaje (arlita). Se recomienda usar una gran cantidad de plantas, tanto acuáticas (que mejorarán la calidad del agua) como epífitas (que darán soporte a los animales, además de refugio). El fondo como ya dijimos puede hacerse de un material con el que puedan trepar como las cortezas de corcho natural, en este se pueden colocar repisas para aumentar la superficie. Refugios como cilindros de cortezas de corcho les son muy apreciadas. La parte acuática debe estar lo más limpia posible por lo que se deberá tener un filtro lo suficientemente potente (incluso se recomienda hacer un cliclado). Se debe sifonar el fondo y cambiar 1/3 del agua semanalmente. Se pueden criar gambas de agua dulce o incluso guppys y gambusias (que a parte de en la limpieza también les servirá de alimento) en este área.
  • Temperatura: De 20 a 26ºC durante el día, con un basking area a unos 32ºC (este se puede lograr con una lámpara cerámica o spot, pero siempre protegido con una rejilla para evitar quemaduras). Por la noche la temperatura puede bajar hasta los 17-20ºC. En cuanto a la temperatura del agua, lo mejor es que esté sobre los 20ºC y nunca supere los 27ºC. En su hábitat natural la temperatura máxima puede llegar a los 38ºC y la mínima a los -4ºC aunque no debe llegarse nunca a estos extremos (principalmente porque en su medio cuando llegan estas condiciones se esconden en oquedades o se sumergen en el agua donde las temperaturas son más manejables). A pesar de ello se demuestra que esta especie es realmente resistente, aunque suelen tener problemas más problemas con las temperaturas altas (más de 35ºC cuidado) que con las bajas. Podría ser un candidato para terrarios o invernaderos exteriores según donde vivamos. Durante el invierno es necesario someterlos a un periodo de hibernación a 8-15ºC durante 3-4 meses (normalmente de noviembre a marzo). Antes de hibernar tienen que tener el estómago vacío, se transportarán a un cajón relleno de una mezcla de de fibra de coco, turba y/o musgo (en el que en muchas ocasiones se enterrarán). Se irá disminuyendo la temperatura poco a poco hasta las anteriormente nombradas, momento que entrarán en letargo. Pueden despertarse durante este tiempo por lo que conviene ponerles un cuenco con agua para que beban si lo necesitasen. Cuando haya finalizado el proceso se aumentará lentamente la temperatura y se volverá a reintroducir al terrario original. Se podría hacer la hibernación en el propio recinto principal si tenemos una zona terrestre con una buena capa de sustrato y si somos capaces de mantener las condiciones adecuadas. Este ciclo es clave en la reproducción exitosa. Esto también puede contribuir al aumento de la longevidad del animal (aunque esto no está comprobado). Muchos expertos recomiendan no adquirir esta especie si no se puede asegurar la hibernación.
  • Humedad: Debe mantenerse entre el 60 y el 80%, cosa no muy complicada teniendo en cuenta el tamaño de la parte acuática. Se puede pulverizar o nebulizar el terrario, sobretodo por la mañana y/o antes de anochecer.
  • Iluminación: Son animales diurnos por lo que se requerirá de una bombilla o fluorescente que provea de luz UVA-B del 5.0 (se podría añadir otra del 2.0 para dar más claridad y ayudarnos con el mantenimiento de las plantas).
800px-Shinisaurus_crocodilurus_-_Tiergarten_Schönbrunn_3
Los Shinisaurus les gusta descansar en ramas situadas encima del agua. Imagen de: spacebirdy

Reproducción:

  • Madurez sexual: Entre los 2 y 3 años. Es aconsejable, si no obligatorio, que entren en hibernación previamente para propiciar la reproducción (entre noviembre y marzo, aunque algunos incluso lo llegan a extender desde octubre a abril). Durante este periodo bajaremos poco a poco el fotoperiodo y la temperatura hasta que quede por debajo de los 15ºC, lo recomendable es entre 8 y 10ºC (y nunca inferior a los 4ºC), aumentando a su vez la humedad a través de nebulizaciones. Se suelen transladar a unos cajones con sustrato excavable como se describió anteriormente. Después, restableceremos lentamente los parámetros. El apareamiento suele tener lugar sobre agosto, aunque puede llegar a ser antes. Durante la cópula el macho puede llegar a morder fuertemente a la hembra (o esta a dañar al macho cuando no está receptiva), por lo que para curar estas heridas habría que pasar a los ejemplares dañados a un habitáculo algo más seco y estéril para evitar que se infecten (bastante fácil si lo dejamos en un ambiente muy húmedo o mojado como es su terrario habitual).
  • Nº de huevos por puesta: Son ovovivíparos y suelen dar lugar entre 2 y 7 crías (se han dado casos de hasta 15)
  • Periodo de incubación: Entre 8 y 14 meses de embarazo. Cuando nacen en ocasiones pueden parecer muertos o sin actividad, pero generalmente al par de días se puede asegurar si en realidad han fallecido o no (por lo que hay que tener cuidado de no desecharlos antes de tiempo).
  • Cuidado de las crías: Los juveniles son de color marrón con el morro color amarillo. Cuando se mantienen juntos puede surgir estrés, por lo que lo mejor sería criarlos individualmente. No deben estar en terrarios con una zona poco profunda de agua ya que pueden ahogarse (se pude poner un dedo de agua en el fondo y algunas ramas o rocas como parte emergida). Los juveniles suelen ser delicados pudiendo negarse a comer en algunos casos (lo más recomendado para empezar son las lombrices). Se les alimentará diariamente, con un extra de suplementos (calcio, D3 y multivitamínicos) unas 3-4 veces por semana.
  • Dificultad de la reproducción: Media-Difícil
33161272404_d6e0dcd9a1_k
Durante la época de apareamiento los machos visten sus mejores galas. Imagen de: Josh More

Comentarios: Durante mucho tiempo la mortalidad de estos animales había sido enorme en cautividad. En estas últimas décadas es cuando se ha conseguido establecer una población más o menos estable debido principalmente a los nuevos conocimientos adquiridos. Recordemos que se trata de una especie realmente amenazada (sobretodo por que se cree que tienen efectos contra el insomnio según la dichosa medicina China, además de la deforestación indiscriminada) por lo que si pretendemos adquirir uno de estos ejemplares no solo debemos asegurarnos de que sea proveniente de la cría en cautividad (así también nos evitaremos problemas con parásitos y estrés) sino que deberemos intentar en lo posible la reproducción para evitar la caza y perdurar esta rara especie en el tiempo.


Enlaces de interés y bibliografía:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Imagen de la cabecera:

  •  (2017). Retrieved 17 August 2017, from spacebirdy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: