Asbolus verrucosus (Escarabajo azul acorazado del desierto)

Clasificación:

  • Reino: Animalia
  • Filo: Arthropoda
  • Clase: Insecta
  • Orden: Coleoptera
  • Familia: Tenebrionidae
  • Género: Asbolus
  • Especie: A.verrucosus

Características del animal:

  • Hábitat y distribución: Esta especie es propia de los desiertos del suroeste de EE.UU, en especial, del desierto de Sonora. Son crepusculares y tienen cierto comportamiento gregario.
  • Descripción breve: Esta especie está emparentada con los conocidísimos Tenebrio molitor y Zophoba morio. Son unos escarabajos de aspecto robusto de color azulado o grisáceo polvoriento (debido a una capa cerosa que segregan para protegerse del sol del desierto y preservar la humedad). Cuando se mojan adquieren un color negruzco (su verdadera tonalidad en realidad). Posee unos élitros con rugosidades característicos. Sus patas son robustas y del mismo color que el resto del cuerpo. Su tórax es ligeramente achatado.
8103376133_56b7bd71a8_k
Morfología de A.verrucosus. Imagen de: Smithsonian Institution-NMNH-Insect Zoo
  • Dimensiones del animal: Miden entre 1,8 y 2,1 cm de largo (de la cabeza al final del abdomen).
  • Longevidad: Más de 8 años, se hablan incluso hasta 17años (hablando de la forma imago, junto con la larva será algo más)
  • Temperamento entre ellos: Se pueden mantener perfectamente en comunidad. Incluso, algunos cuidadores los mantienen con otros insectos como cucarachas desérticas, algunas especies de escorpión como Hadrurus arizonensis, hormigas terciopelo u otros escarabajos de clima árido (Personalmente prefiero este tipo de animales separados pero no hay ningún inconveniente en combinarlo con alguno de estos grupos de invertebrados).
  • Temperamento frente al ser humano: Cuando se le molesta se hace el muerto, esta característica le ha servido para conocerlo comúnmente como “Blue Death feigning beetle” en los países angloparlantes. En este estado, se endurece para parecer que verdaderamente ha fallecido, lo que en ocasiones podría darnos algún susto. Es común que ejemplares sobremanipulados, por ejemplo, los que se usan con función educativa dejen de tener este comportamiento. Son animales totalmente inofensivos.
  • Dimorfismo: Los machos tienden a ser más pequeños que las hembras. Además estos presentan pequeños pelos en las antenas
  • Alimentación: Son animales oportunistas. Se les ofrecerá manzana, zanahoria, calabacín, uvas, pepino, naranja, etc hasta pienso de gato o perro e insectos que se hayan muerto recientemente como grillos o cucarachas. También se le puede añadir comida en copos para peces. Siempre deben tener comida a su disposición y la cambiaremos cuando sea necesario.
  • Dificultad de mantenimiento: Principiantes

Ambientación:

  • Terrario: Un terrario o urna de 30x25x25 puede alojar unos 5 escarabajos. Mientras, en un terrario de 40x30x30 se pueden mantener hasta 10, la superficie debe primar sobre la altura ya que no vuelan ni trepan cristal (algunos llegan a recomendar hasta mayor densidad de animales pero no lo veo útil). En cuanto al sustrato se usará preferentemente arena y debe tener una profundidad mínima de 6 cm, siendo mejor a partir de 8-10 cm si queremos reproducirlos. Esta se puede mezclar hasta una proporción 7:3 arena:fibra de coco. Para terminar podemos poner troncos y rocas para que trepen, trozos de corteza de alcornoque, lajas o cocos como refugio y plantas resistentes a la falta de humedad como algunas Crassulácea como las Echeverias (estas en concreto provienen del mismo sitio de origen que este escarabajo). No necesitan plato de agua, saciarán sus necesidades hídricas a través de su alimentación. Se puede poner un comedero para ensuciar lo mínimo.
  • Temperatura: Temperatura ambiente (entre 20 y 30ºC está bien, incluso algo menor o mayor), los descensos nocturnos de temperaturas no les son ningún problema. Se trata de uno de los insectos más resistentes que podemos ver en cautividad en este sentido. A temperaturas más altas son más activos, si quisiéramos esto, solo haría falta colocar un pequeño spot en un lateral del terrario, aunque como dijimos no es imprescindible.
  • Humedad: Menor al 40%. Normalmente la humedad ambiental ya cumple este requisito. Sin embargo una pulverización ocasional sobre todo por la mañana no les vendrá mal. Como ya dijimos la coloración varía con la humedad siendo más oscuros a humedades más altas (no recomendable)
  • Iluminación: Con que tengan la claridad de la luz indirecta de una ventana es suficiente. Otra cosa muy diferente es la cría, algunos criadores exitosos han conseguido criar poniendo luz de espectro completo con un fotoperiodo estricto (mayor en verano y menor en invierno). Es curioso pero algunos se adaptan a estos horarios, tanto, que si un día le retiras la luz siguen saliendo cuando debería apagarse la bombilla.
5970943754_4a67e518eb_n
Grupo de A.verrucosus en terrario de arena. Imagen de: Ryan Somma

Reproducción:

  • Madurez sexual: Entre 5 y 12 meses. Hay que alimentarlos con alimentos de calidad para aumentar nuestra probabilidad exitosa de cría (un destacado criador los alimentaba a base de rodajas de zanahoria fresca y grillos secos como fuente proteica). Después del apareamiento pondrán los huevos. Se debe tener una capa mínima de 8-10 cm de sustrato, preferiblemente con algunas zonas algo más húmedas y otras secas. Con ayuda de una malla de 1,19 mm (#16) o 0,841mm (#20) se tamizará la arena semanalmente (para tener poblaciones más o menos de la misma edad). Hay que tener en cuenta que si los adultos encuentran los huevos estos serán comidos (algunas hembras entierran sus huevos, en cambio, otras no por lo que hay que tener cierta precaución). Hay personas que hablan de un truco para propiciar la puesta de huevos: semienterrar un trozo de zanahoria, con ello provocando una humedad local en la cuál pondrán los huevos los adultos. Este truco no ha sido comprobado con esta especie, sin embargo, con sus parientes sí parece haber funcionado. Otro método es poner todo el tanque de arena y dejar un cuarto de la superficie de este con fibra de coco algo húmeda.
  • Nº de huevos por puesta: Entre 1 y 5 huevos
  • Periodo de incubación: Después de obtener los huevos los pondremos en una fina capa de arena (o mezcla de esta con fibra de coco en una proporción 9:1 arena: fibra de coco) y los incubaremos a 22-25ºC (podemos aproximar a temperatura ambiente aunque estos son datos del criador) y a una humedad del 75-80% (aunque también se han dado algunos resultados positivos a una humedad cercana al 60%). En 2 a 4 semanas nacerán las larvas. Los huevos de más de 4 semanas deben descartarse ya que serán inviables
  • Cuidado de las crías: Las larvas son de un color amarillo con una morfología similar a la de los Tenebrio molitor. Las de mayor tamaño se comerán las más pequeñas, por ello se deben separar los huevos semanalmente, para no tener demasiada disparidad en los grupos de crecimiento. Después de que nazcan no debemos tocar las larvas ya que son muy delicadas. Hay que mantenerlas en un sustrato rico en materia orgánica (se habla hasta de un 60:40 fibra de coco:arena) y con una humedad del 75% aproximadamente. Para que pupen parece ser necesario la calefacción, por ejemplo en una incubadora (sobre 31 ºC), mejor si están separadas en recipientes individuales (mejor más profundos que en superficie). Hay que mantenerlos en penumbra durante este proceso. No vale hacer gradiente con una manta térmica ya que irónicamente se irán a la parte más fría para evitar pupar. En cuanto a la alimentación de las larvas, se puede hacer de los mismos productos que los adultos (más la propia fibra de coco), pudiendo semienterrarse.
  • Dificultad de la reproducción: Muy difícil
15227226001_60c5f59bc5_k
Los A.verrucosus pueden llegar a ser bastante quisquillosos a la hora de la puesta. Imagen de: Josh More

Comentarios: Aquí nos encontramos una especie de escarabajo muy curiosa, que supone el máximo dolor de cabeza para la mayoría de criadores y aficionados que intenten reproducirlos. En primer lugar, la puesta de huevo no es un suceso habitual (encontrándose cuidadores que nunca han visto una puesta), luego la recolección y eclosión de los huevos no es una tarea sencilla y por último (sin contar el canibalismo que lleva a aconsejar separar cada uno de los ejemplares), la pupación se encuentra entre las más complicadas de estimular del grupo (requiriendo condiciones muy específicas). Por contraparte, el adulto resulta en uno de los animales más agradecidos y resistentes que podemos mantener en cautividad. Por desgracia, y consecuentemente a lo anterior dicho, la gran mayoría de los ejemplares provienen de captura que (aunque por su larga longevidad y no mucho interés por parte de los aficionados no se vean muy afectadas las poblaciones silvestres) debería ser un incentivo para el intento de cría en cautividad. Hoy en día su cría sigue en proceso de experimentación aunque poco a poco parece que se va iluminando el camino de éxito.


Enlaces de interés y bibliografía:

 

 

 

 

 

 

 

Imagen de la cabecera:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: